fbpx

Nuestras obras: alumbrado y señaléctica en El Quisco

El proyecto se desarrolló en trabajo conjunto con los vecinos y con mano de obra local

Proyecto Propio estuvo a cargo del proyecto de reposición de alumbrado público y señaléctica en El Quisco, en la Región de Valparaíso, que logró un impacto sustancial en la calidad de vida de los vecinos y vecinas del sector y un mayor arraigo y sentimiento de pertenencia de estos con el resto de la localidad.

El proyecto surgió de las necesidades de la comunidad, que fueron bien claras desde un inicio. Por un lado, el sector se encontraba desprovisto de alumbrado público y señaléctica, y esto traía consigo varias consecuencias en la vida cotidiana de los habitantes del territorio, como un sentimiento de inseguridad, y por otro lado, estos se encontraban invisibilizados por el resto de la localidad.

Fue así como durante la etapa de diseño, que se llevó a cabo con la metodología Delibera desarrollada por Proyecto Propio, la comunidad decidió optar por la reposición del alumbrado público y la señaléctica para su proyecto.

Junto con esto, los vecinos comenzaron un proceso paralelo con el cual decidieron organizarse para recepcionarse como villa, ya que para poder acceder a esto necesitaban poseer señaléctica, alumbrado público y alcantarillado.

Además, la comunidad no solo se involucró en el diseño, sino también en la ejecución de las obras, al acceder a proveedores locales para la adquisición de las señalécticas y luminarias.

Se decidió armar las señalécticas de madera para sentirse identificados con las mismas que se encontraban en el sector central del Quisco, y se contrató un maestro que fabricaba los letreros perteneciente a la misma zona y a un electricista que ya había trabajado en la comunidad con anterioridad.

‘’Era de mucha importancia la señaléctica y la luminosidad para ellos, porque eran un villa que a 20 años de existir no había sido recepcionada por la municipalidad, y esto conllevaba pagar los insumos de la luz de las calles por los mismos vecinos’’, declaró María Jesús Amigo, arquitecta del proyecto.

Y también hizo su valoración Ariel Scorzoni, artesano de la señaléctica: ‘’Me parece muy interesante que ellos hayan confiado en nuestro emprendimiento porque eso le da vida a una necesidad que tiene la gente del lugar, pero a la vez, al hacer este proyecto, le da identidad a la comuna de El Quisco’’.